Regresa la vida a los viñedos

Regresa la vida a los viñedos

Regresa la vida a los viñedos. Durante esta época se reactiva la vid que viene de un tiempo de reposo durante el invierno. El aumento de las temperaturas ayuda a que la savia vuelva a circular y con ello las cepas puedan volver a brotar.

 

Este proceso indica el reinicio de la vida en el viñedo y con ello se asegura la posterior brotación de las hojas y de los racimos de la preciada fruta. El buen tiempo hace que las cepas crezcan, se desarrollen. Si durante este periodo se dan días de frío y de inclemencias notables en la meteorología la vid puede sufrir de forma desmesurada ya que las yemas que brotan son delicadas y se ven afectadas por dichas inclemencias.

 

La primavera indica también el comienzo de las labores de forma más continuada en la viña. Se desbroza, se está más pendiente de su evolución y en definitiva se cuida más el día a día. La vegetación aparece y con ello da lugar a la polinización. Las cepas se cuidan y se mantienen limpias así como se pueden, en determinados casos, vaciar para que no se den racimos excesivamente grandes. Durante esta época también se puede labrar la tierra oxigenándola y ayudando a la misma a tener la máxima calidad para abastecer como debe a la vid.

 

En definitiva en esta época se dan tres pasos fundamentales para la viña, en primer lugar la brotación donde se comienza a captar alimentos y se nutre, posteriormente la floración que determinará de alguna forma el racimo y la calidad del fruto y podrá ayudar a determinar cuándo será el mejor momento de la vendimia y para concluir se da la polinización que concluye con el esfuerzo de la vid en generar el ansiado fruto.

12/06/2020 Home 0
Etiqueta: vino, Bodegas, viñedos, la vid

Dejar un comentario

Debes estar identificado para publicar comentarios.
Anterior
Siguiente